Los zapatos blanco ya no son exclusivos para el colegio, son un calzado muy importante en combinaciones fashion para nuestros niños. Pero si lo que te preocupa es que tu niño es todo un explorador y sus tenis blancos después de la primera lavada ya no son muy blancos, acá te dejamos estos tips para que se vean como nuevos: 
Se recomienda hacer el lavado a mano para no deformar o dañar el calzado.

INSTRUCCIONES PARA LAVADO  A MANO DE CALZADO BLANCO:
NECESITAMOS:
1. Ponchera
2. Agua caliente y agua fría
3. Cepillo de dientes o cepillo de cerdas suaves.
4. Detergente para ropa o jabón azul o detergente líquido para colores blancos.
5. Bicarbonato de soda.
6. Guantes para las manos

PROCEDIMIENTO:
Quitar los cordones y plantillas internas para lavarlas aparte con agua y detergente para ropa (jabón azul o detergente líquido para colores blancos). Enjuagar, exprimir y dejar secar en el tendedero.En una ponchera agregar agua caliente más el detergente más una cucharada de bicarbonato.Revolver con la mano para mezclar los productos y meter los tenis. El agua debe cubrirlos por completo.Con el cepillo de dientes estregar el calzado por todos lados, hasta eliminar la mayor cantidad de suciedad que sea posible. Enjuagar con agua fría y exprimirlos  con la mano ayudándose con una toalla para quitar el exceso de agua.Dejar secar en el tendedero.

NOTA: Si el zapato blanco está muy percudido o manchado dejarlo  en una ponchera  con agua más agua oxigenada por 20 minutos, luego enjuagarlos  bien, exprimirlos con la mano ayudándose con una toalla para quitar el exceso  de agua y dejar secar en un tendedero.No secar detrás de la nevera.Otra manera muy práctica es lavarlos con agua caliente más jabón azul, enjuagando con agua fría y volviendo  a lavar con detergente líquido ecológico para ropa blanca, enjuagar nuevamente con agua fría, exprimiendo con la mano y al final con una toalla para quitar el exceso de agua. Dejar secar a temperatura ambiente.