botas_lluvia_niños

Eligiendo el calzado para la lluvia

Elegir zapatos para niños no siempre es una tarea sencilla, menos si se tratan de botas para la lluvia. Te contamos 3 aspectos importantes para que elijas los mejores botas para la lluvia para tu peque:

1. Pruébale las botitas para lluvia a tu niño con los calcetines puestos. La talla correcta debe dejar espacio para que puedas meter tu dedo índice entre su talón y el de la bota. Así nos aseguramos que entre la punta de los dedos del niño y la puntera del zapato, estamos dejando el margen libre recomendado para que los dedos estén libres y puedan moverse y desarrollarse sin atrofiarse, doblarse, torcerse o montarse unos sobre otros.

2. Nunca se debe comprar una bota para la lluvia de un número mayor para que le valga durante más tiempo. Tan malos son las botas pequeñas como las grandes, ya que modifican la pisada del niño y además, el peque puede adquirir malos hábitos o posturas inadecuadas al caminar si la bota se resbala, se desliza o le pesa. Tampoco se debe de escoger un número menor, pensando que así el pie queda más protegido. 

3. No recibas botitas para lluvia de otros niños así parezcan como nuevos. Cada niño tiene su propia pisada y aunque parezca que apenas han tenido uso o que la suela no está desgastada, los zapatos infantiles son una de las prendas que con mayor facilidad se adaptan a la fisionomía de su portador. Ten presente estos consejos y la salud y comodidad de tus pequeños estará asegurada.